Bolivar Venezolano

La economía venezolana enfrentará este próximo año un escenario cambiario sumamente complicado por la mala situación operativa y financiera de Pdvsa (Petróleos de Venezuela) y el diseño del mercado cambiario que ha llevado adelante el gobierno venezolano. Esa es la apreciación de especialistas en análisis cambiario que participaron en el foro sobre Perspectivas Económicas 2011 que organizó la consultora Metroeconómica.
En Venezuela 95% de las divisas provienen de la actividad petrolera. Y en ese marco, los especialistas explicaron que sin el músculo de Pdvsa, «es poco lo que puede hacer el Sitme (Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera)» como mecanismo para satisfacer las necesidades de divisas.
También dijeron que el año 2011 puede considerarse un escenario cambiario al que llamaron «devaluación políticamente correcta», donde disminuiría un tercio la asignación de divisas a Bolívares (Bs) 2,6 por dólar vía Cadivi (Comisión de Administración de Divisas), se sostendría la entrega de divisas a Bs 4,30 por dólar, y aumentaría la liquidación de divisas a través del Sitme, que se elevaría de una tasa promedio de Bs 5,3 por dólar a Bs 6,5 por dólar.
Asimismo, se contempla que habrá tres actores fundamentales en el mercado cambiario en 2011: Pdvsa, que emitiría unos $5.000 millones en deuda; la República, que en operaciones de crédito público lanzaría papeles por una cifra entre 4 y 5 mil millones de dólares; y el BCV (Banco Central de Venezuela), que a través de diversas operaciones de ingeniería financiera aportaría unos $1.500 millones.
Sin embargo, el panorama cambiario es confuso por la «exacerbada poca transparencia de los números de Pdvsa», dicen los especialistas.
Uno de ellos señaló que «entre 2004 y 2007 la industria petrolera tuvo como prioridad el aporte social», y eso se traduce en que hoy Pdvsa «vive un pase de factura por descuidar la inversión». Entre varios escenarios sobre la situación de Pdvsa se calcula que el flujo de divisas de la estatal petrolera tuvo un déficit de $1.076 millones durante el primer semestre de 2010, en contraste con el balance positivo de $2.740 millones que indican los números de la industria.
Acotan que «Pdvsa tiene que invertir pero también tiene que seguir dando aportes al Fisco, y por ello tiene que maximizar la búsqueda de recursos, emitiendo deuda o contratando préstamos bilaterales, y todo eso repercute en el tipo de cambio».

Deja una respuesta