Consecuencias del dólar y el euro por tensión en medio oriente

El euro cayó en medio de temores por la alta tensión política en el norte de Africa y Oriente Medio que afectaban el apetito por riesgo, aunque los duros comentarios del Banco Central Europeo sobre la inflación y buenos datos económicos le daban apoyo a la moneda única.
“Dado que ni los países del centro ni de la periferia muestran voluntad de sellar un compromiso sobre estos temas, por ahora las posibilidades de que los potenciales problemas políticos puedan erosionar la confianza en el euro siguen adelante”, dijo Valentin Marinov, estratega de Citi FX.
“En el muy corto plazo, sin embargo, los inversionistas parecen preocupados del panorama de la inflación y de las tasas para la zona euro”, agregó.
La moneda común operaba en 1.3684 dólares, con una baja del 0.1 por ciento hace unos días. El euro se elevó luego hasta 1.3727 , su nivel más alto desde el 10 de febrero, al extender un alza generada por los comentarios del viernes del consejero del BCE (Banco Central de Europa) Lorenzo Bini Smaghi.
Smaghi dijo el lunes que la zona euro está gozando de un crecimiento mejor al esperado y advirtió que las alzas en los precios de los alimentos y los combustibles podrían convertirse en un fenómeno permanente. El consejero Ewald Nowotny también dijo a un diario que mientras el BCE no veía señales de efectos inflacionarios de segunda ronda actualmente, el banco estaba vigilando de cerca los crecientes precios de la energía y los alimentos.
De otra parte los mercados financieros de Estados Unidos permanecieron cerrados por un feriado.  El incremento en la violencia en Libia y Oriente Medio ha impulsado los precios del crudo Brent a un máximo de dos años y medio, lo que debería ser positivo para el dólar, pero los inversionistas tendían a vender dólares durante la turbulencia política debido a las preocupaciones por el impacto de la crisis en la política exterior de Estados Unidos.
El índice dólar se mantenía estable en 77.673. Contra el yen, el dólar subía a 83.10 yenes , aunque bastante por debajo de un techo de dos meses de 83.98 yenes marcado el miércoles pasado en la plataforma monetaria.

Deja una respuesta