Fluctuaciones del tipo de cambio

El valor de una moneda depende de la solidez del país que la emite, solidez que está determinada por el intercambio comercial (más exportación que importación es mejor), las reservas internacionales y todos los elementos que tienen que ver con aquellos dos requisitos: la capacidad de pago de deuda pública y privada, la posición de la política monetaria a través de tasas de interés y la posesión de recursos naturales, entre otros.
En el Perú, la cotización del dólar es determinada por oferta y demanda. Sin embargo –y debido a que la economía y el sistema financiero peruanos están altamente dolarizados (cuatro de cada diez créditos son en dólares) –, el Banco Central de Reserva (BCR) interviene comprando y vendiendo dólares para evitar que este se mueva con demasiada brusquedad.
“Quitando el riesgo electoral de en medio, el tipo de cambio debe moverse de acuerdo con la inversión extranjera directa, los precios de los commodities y las tasas de interés del BCR y de la FED (el BCR de EE.UU.)”, explica el country manager de Morgan Stanley, Mirko Stiglich.
Como la cotización del tipo de cambio se forma por la confluencia de oferta y demanda, si tanto los montos de inversión extranjera directa como el valor de las exportaciones crecen, se incrementa el volumen de dólares que ingresa en la economía y entonces, el sol se aprecia.
Esta es la historia detrás de la fuerte subida de las monedas de muchos países productores de commodities en Latinoamérica (Brasil, Chile, Colombia), Asia (Singapur, China) e incluso de economías más avanzadas como Australia y Canadá.
“Con la crisis y la consiguiente debilidad del dólar, las monedas de muchos países se apreciaron considerablemente (…) ello no sucedió en el Perú debido a las intervenciones del BCR”, explica Jorge Chávez, ex presidente de esa institución.
Hay otro elemento importante: el BCR no solo compra y vende dólares, sino que también establece las tasas de interés de referencia (y también los encajes), que viene a ser –en términos más simples– el precio del dinero.

Deja una respuesta