¿Por qué fluctúa el dólar nuestro de cada día? (2):

¿Por qué fluctúa el dólar nuestro de cada día?
“Con la crisis y la consiguiente debilidad del dólar, las monedas de muchos países se apreciaron considerablemente (…) ello no sucedió en el Perú debido a las intervenciones del BCR”, explica Jorge Chávez, ex presidente de esa institución.
Hay otro elemento importante: el BCR no solo compra y vende dólares, sino que también establece las tasas de interés de referencia (y también los encajes), que viene a ser –en términos más simples– el precio del dinero.
Si financiarme en EE.UU. me cuesta 0% y un banco aquí en Lima me paga por un depósito a plazo fijo 8% al año con un riesgo que es casi cero, ¿qué sentido tiene que yo haga una inversión en acciones o bonos en la que espero ganar un poco más pero con el riesgo –por acotado que sea– de perder parte de mi capital? Mejor vendo mis dólares, el mismo día los vuelvo a comprar a futuro (así me aseguro el tipo de cambio y elimino ese riesgo); y deposito los soles en el banco”, explica Héctor Uccelli, vicepresidente de GPI Valores. La operación descrita se llama ‘carry trade’. Al final de la operación, quizá haya ganado en el tipo de cambio (compra los dólares más baratos) más el diferencial entre las tasas interés de aquí y de fuera.
Esos son los ataques especulativos a los que enfrentó el BCR: inmensas masas de dinero entrando a hacer la operación descrita (y que en el 2007 lo obligaron a comprar más de US$7.200 millones en los primeros tres meses del 2008) y realizar una ganancia con ella, aunque no siempre resulte.
Así, si el BCR eleva las tasas en soles (y las tasas en dólares se mantienen estables o bajan), los dólares empezarán a llegar desde otras plazas al Perú a ser invertidos, pues incluso los instrumentos de renta fija (bonos y deuda corporativa de empresas, en particular) deberán elevar sus rendimientos en moneda local para mantenerse competitivos contra las tasas de los bancos. Y entonces, será más rentable tener soles que dólares. Por ello es que las acciones suelen caer cuando las tasas suben: de pronto la renta fija rinde más que ellas a menor riesgo.
EXPECTATIVAS
Por supuesto, también están las expectativas del mercado: “Si no fuera por el ambiente electoral, el dólar debería estar en S/.2,70”, aventura Stiglich.
Sí, muchas personas aún piensan que endeudarse o ahorrar en dólares es una buena idea y para muestra un botón. Hasta antes del actual período electoral, buena parte de los precios de los inmuebles y alquileres empezaron a cotizarse en soles. Para cuando el dólar empezó a subir, la tendencia se revirtió y tales alquileres hoy cotizan en dólares o siguen en soles pero ajustados al tipo de cambio. ¿Qué quiere decir eso? Que para muchas personas el dólar sigue siendo un activo de referencia y considerado un activo de refugio y cuando muchos creen algo, termina por pasar.
Cada vez que hay incertidumbre, la gran mayoría de actores de todos los mercados ‘vuela’ a refugiarse en activos considerados de mayor ‘calidad’ (fly to quality), lo que termina por originar un cuello de botella que impulsa los precios al alza. Para el caso que nos ocupa, si hay incertidumbre, todos compran dólares “por si acaso” y cuando todos compran, el dólar sube, así de simple, sin que importen mucho los argumentos de fondo.

Deja una respuesta