Tasa de Descuento

La tasa de descuento tiene que ver con inversión como su real causa y motor.
Es la principal variable en todo análisis de inversión, sea esta grande o pequeña, nacional o extranjera, privada o pública.
La tasa de descuento es la tasa mínima de rentabilidad que un inversionista exige a un proyecto para llevarlo a cabo. Mientras mayor sea la rentabilidad que se exige, menor será la probabilidad de que se ejecute el proyecto con todos los beneficios consecuentes para la sociedad.
La tasa descuento depende de múltiples factores objetivos y subjetivos (recuerden que las finanzas son ciencia y arte), pero destacan tres: la oferta de crédito proveniente del ahorro, el costo de oportunidad y el riesgo percibido.
Mientras mayor sea el ahorro, mayor será la oferta de crédito en la economía, y menores las tasas para financiar proyectos. Por lo tanto, mayores los incentivos para ejecutarlos.
Mientras mayor sea el costo de oportunidad, es decir mientras mayor sea la rentabilidad percibida en otras opciones, en otros mercados o en otros países, mayor será la tasa de descuento.
Mientras mayor sea el riesgo «percibido» en el proyecto, en el sector, en el país, mayor será la tasa de descuento exigida.
Conclusión simple y compleja a la vez: si queremos prosperidad alentemos la inversión. Si queremos inversión contribuyamos desde el sector privado y el sector público a que la tasa de descuento utilizada en las evaluaciones baje.

Deja una respuesta